¿Qué hacer si las puertas del Refrigerador no cierran completamente?

¿Que hacer si las puertas del Refrigerador no cierran completamente?

 

¿Qué hacer si las puertas del Refrigerador no cierran completamente?Cuando las puertas no cierran correctamente puede deberse a que algún alimento esté impidiendo el cierre, puede que las bandejas, rejillas, cubetas, cestas o el depósito de hielo esté puesto de manera incorrecta.

Si las puertas fueron desmontadas durante la instalación del refrigerador no se instalaron de manera adecuada, provocará que el refrigerador no cierre apropiadamente.

Si el problema se encuentra en el burlete (la goma que está en la puerta del refrigerador y que permite el cierre de este), ya sea por mal funcionamiento o desgaste de este, deberá cambiarlo.

Ante cualquier duda o inconveniente contáctenos a los números 02-2301 08 06, 02- 2564 23 23 o al 02-27806409.

Si no logras cerrar la puerta de tu refrigerador, puede ser debido a que la empaquetadura (la junta de jebe que hace que la puerta se cierre) del refrigerador no está bien o que es necesario que ajustes las bisagras. Dependiendo de la causa, puedes hacer que la puerta cierre completamente remplazando la empaquetadura o ajustando las bisagras con ayuda de un destornillador o colocando cuñas (calce o material utilizado para cuadrar o alinear ciertos objetos) entre las bisagras de la puerta.

Verifica que la empaquetadura de tu refrigerador necesite ser cambiada.

  • Coloca un trozo de papel delgado entre la jamba de la puerta y la empaquetadura.
  • Jala el papel fuera de la puerta del refrigerador. Si el papel sale fácilmente y sin resistencia, el problema se encuentra en la empaquetadura.

 Determina el tipo de empaquetadura que se necesita para el modelo de tu refrigerador.

  • Consulta el manual de tu refrigerador para determinar el modelo. Encontrarás el modelo impreso dentro o en la cubierta del manual.
  • Si no puedes determinar el modelo del refrigerador, contacta directamente al fabricante a través de su página web o llamando al número telefónico que se encuentra en el manual.
  • También puedes cortar un trozo pequeño de la empaquetadura y compararlo con las empaquetaduras disponibles en la tienda minorista especializada en reparaciones del hogar o refrigeradores. En caso de que tengas que hacer un pedido especial de tu empaquetadura, vuelve a colocarla en tu refrigerador utilizando pegamento o cemento para jebe.Compra una empaquetadura nueva. Puedes conseguir una empaquetadura nueva directamente con el fabricante o en una tienda minorista que venda suministros para refrigeradores, electrodomésticos o reparaciones del hogar.

 Prepara la empaquetadura nueva para colocarla al refrigerador. La empaquetadura debe tener la temperatura correcta para sellar y funcionar de forma adecuada en tu refrigerador.

  • Consulta las instrucciones de la empaquetadura, en caso vengan con esta, así podrás determinar cómo prepararla para utilizarla en tu refrigerador.
  • Si la empaquetadura no viene con instrucciones, déjala en la misma habitación que el refrigerador durante por lo menos 24 horas para que así pueda tener el mismo nivel de humedad y temperatura que la empaquetadura actual.
  • También puedes sumergir la empaquetadura en agua tibia hasta que se vuelva lo suficientemente maleable y su capacidad de sellado funcione.
  • etira la empaquetadura defectuosa del refrigerador. El método de remoción puede variar dependiendo de las propiedades o materiales que fijan la empaquetadura al refrigerador.
    • Revisa la empaquetadura de tu refrigerador y determina de qué forma está adherida. Puede contar con cintas adhesivas, tornillos o broches que la fijan a la puerta del refrigerador.
    • Utiliza las herramientas o métodos adecuados para retirar la empaquetadura malograda. Por ejemplo, si la empaquetadura está anclada con tornillos, utiliza un destornillador para retirarlos; mientras que si está fijada con cintas adhesivas, deberás utilizar una espátula para desprender la empaquetadura de la puerta.
    • Retira un lado de la empaquetadura a la vez. Esto te permitirá verificar que todos los componentes que fijan la empaquetadura hayan sido retirados, evitando que se desprendan pedazos y que se queden en la puerta.
    • Limpia el área de anclaje de la empaquetadura al refrigerador. Esto te permitirá retirar cualquier residuo que haya quedado de la empaquetadura anterior, como restos de adhesivo o suciedad que puedan generar dificultades cuando coloques la empaquetadura nueva.
      • Utiliza una esponja con detergente lavavajilla líquido y agua tibia para limpiar los residuos. Puedes utilizar un estropajo de acero en lugar de la esponja para limpiar los residuos difíciles de eliminar.
      • visita este portal